¿Cómo motivar a un niño?

La motivación es uno de los principales factores durante el aprendizaje. Los niños que muestran interés siempre están dispuestos a trabajar y esforzarse, incluso cuando surgen dificultades.

¿Qué motiva a un niño a aprender un idioma?

☑️ Aprender inglés con un propósito específico (para ir a la universidad, conseguir un trabajo, viajar).

☑️ Aprender inglés porque es divertido, emocionante e interesante, y produce placer al progresar. Obviamente, este tipo de motivación es el más efectivo.

☑️ Además, la motivación de los niños aumenta cuando conocen a una personalidad importante de otra cultura. Si les gusta un cantante, actor, película o música extranjera, lo más probable es que los niños quieran aprender ese idioma. Esto también incluye la admiración por el profesor de inglés. Ha habido muchos casos en los que a un niño de bajo rendimiento académico lo cambiaban de grupo, y en ese nuevo colectivo había un maestro con el que desde el principio empezaba a tener buena relación y, por lo tanto, su rendimiento aumentaba enseguida.

¿Cómo pueden los padres influir en la motivación de su hijo?

Los niños disfrutan aprendiendo cuando:

1) Los padres les dan un ejemplo a seguir.
Según las estadísticas, los niños a menudo siguen el ejemplo de sus padres. Es decir, si a los padres les gusta aprender algo nuevo, con ello dan un buen ejemplo a sus hijos, y los niños muestran interés en el aprendizaje.

2) Hacen una tarea interesante.
Dele a su hijo la oportunidad de aprender lo que le interesa o de jugar a sus juegos favoritos en inglés. En otras palabras, deje que el niño haga lo que le gusta hacer. Pero en inglés. ¿A su hijo le gusta cocinar? Puede descubrir nuevas recetas en inglés junto a su hijo, mientras cocinan. ¿A su hijo le gustan los videojuegos? Es poco probable que deje de jugar en el PC, pero sí puede instalar la versión inglesa de su juego favorito.

POR EJEMPLO,
📌puede instalarle The Sims. Minecraft. Si al niño le gusta ver series de televisión, por lo general, los nuevos capítulos siempre salen primero en inglés, luego aparecen subtitulados y tan solo después sale la versión con el doblaje. Enséñele a su hijo dónde puede ver su serie con subtítulos.

3) Creen que la tarea se puede completar.
Es importante que la complejidad de la tarea corresponda al nivel de los conocimientos del niño. Si es demasiado fácil o demasiado difícil, lo más seguro es que el niño se sienta mal.

POR EJEMPLO,
📌se van de viaje. Si su hijo tiene conocimientos básicos, dele una lista de compra en inglés cuando estén en el supermercado: chocolate, plátanos, etc. Que sean palabras sencillas. Si el niño lleva unos cuantos años estudiando inglés, déjele que pida él mismo lo que quiera tomar cuando estén en una cafetería. Si el niño es bastante bueno hablando inglés, deje que pregunte por el camino a los transeúntes para llegar a algún sitio.

4) Perciben la información de manera más efectiva.
Hay personas a las que les gusta mirar imágenes y esquemas, a otras les gusta escuchar audiolibros o conocer el mundo a través de experimentos. Fíjese en sus preferencias. Todo el mundo sabe que hay personas que perciben mejor las cosas con el oído, otras lo hacen mejor visualmente, y otras las perciben de forma kinestésica, es decir, a través del tacto o en proceso de una acción. Si su hijo aprende de forma visual, cómprele cómics en inglés (le recomendamos el libro «Diario de Greg» —«Diary of a Whimpy Kid»— que incluye cómics con dibujos y utiliza un lenguaje sencillo y vivo). Si su hijo aprende mejor escuchando, póngale una serie con subtítulos o podcasts. Si su hijo es propenso a la inteligencia kinestésica, puede comprarle un set para experimentos con las instrucciones en inglés.

5) Pueden controlar el progreso de la tarea.
Es bueno cuando un niño puede elegir cómo realizar una tarea. Esto lo motiva a hacer lo mejor que pueda y desarrolla la creatividad. Además, de esta forma el niño aprende a responsabilizarse de sus propias decisiones y del proceso de aprendizaje. Podemos enviar al niño a hacer la compra en el supermercado con una lista de compra en inglés. Sin duda, nos arriesgamos a que nos traiga algo completamente diferente de lo que le habíamos pedido, pero es mejor tomárnoslo como un motivo para tomar algo diferente en la cena familiar. Si el niño no sabe alguna de las palabras, tiene varias opciones: no comprar ese producto, elegir algo al azar, o mirar la traducción en Google o en el diccionario que tenga instalado en el smartphone. Podría verificarlo si lee la etiqueta del producto que a menudo está en inglés. Los niños más sociables hasta pueden preguntárselo a los dependientes de la tienda o a los demás clientes.

6) Reciben elogios de una persona importante para ellos.
Para los niños, es muy importante que sus padres estén orgullosos de sus éxitos. Y es también primordial inmortalizar sus progresos. Puede grabar un vídeo del niño realizando una tarea y luego crear un recordatorio en el calendario para que repita la tarea de nuevo. Más tarde, puede comparar los dos vídeos y observar juntos el progreso que ha tenido.

POR EJEMPLO,
📌vaya con el niño a una tienda y dele una lista de compra. Grabe el proceso: a los niños les gusta ser protagonistas de videoblogs o historias. Cuando vaya a repetir la tarea la próxima vez, su hijo se sorprenderá al descubrir cuánto mejor ha afrontado la tarea, ¡y tendrá una prueba clara de ello!

7) Esperan recompensas.
La recompensa no tiene que ser necesariamente cara.

Por ejemplo, el premio podría ser:

☑️ tiempo adicional para sus actividades favoritas (+ media hora de videojuegos, etc.)
☑️ tiempo adicional con amigos o familiares (un paseo juntos, ir al cine, etc.)
☑️ una idea propia del niño: intente preguntarle qué le gustaría hacer, y seguro que los resultados le sorprenderán.

Aquí hay un momento psicológico importante. No convierta lo que ya le había prometido en una condición. A menudo, a los padres se les puede oír diciendo «irás al cine si completas la tarea», aunque ya habían prometido ir al cine. Tal condición —que aparece de repente— solo hace que el niño esté en contra de estudiar inglés.

La recompensa debe ser algo adicional. Además, no hay que «partir de lo contrario». No se debe decir «si no te aprendes esto, no irás al parque», «si sacas un suficiente en este trimestre, no te compraré el juego nuevo», etc.

El miedo es el peor enemigo de la motivación❗️

La subconsciente no percibe la partícula «no» y, como resultado, es como si obligara a su hijo a hacer lo contrario.