¿Las clases online son perjudiciales para los niños de edad preescolar?

Si una persona se toma ocho litros de agua de una sola  vez, morirá. Si se come tres kilos de helado de una entrada, puede enfermarse. ¿Significa esto que el agua y el helado son malos para las personas? Por supuesto que no.

Lo mismo ocurre con las clases online. Por un lado, la navegación excesiva por el  Internet es perjudicial, especialmente para los niños pequeños. Incluso los videos y programas educativos se vuelven peligrosos si reemplazan toda la comunicación y educación.

Señales de una actividad online  sana:

  • La clase  no dura más de una hora con descansos: es difícil para los niños en edad preescolar soportar clases más largas. En Allright.com, ofrecemos clases de 25 minutos para estudiantes menores de 8 años para que los más pequeños no se cansen.
  • El niño no solo mira la pantalla, sino que se comunica con el profesor, realiza tareas. Una clase interactiva no deja que el alumno se aburra.
  • El estudiante no está  inmovil: el profesor utiliza TPR – Total Physical Response, un método de respuesta física total, para que el niño pueda descansar de la pantalla, estirarse y recordar mejor el material.
  • El profesor cambia constantemente los tipos de tareas, alternando los  ejercicios que requieren concentración, actividad física y momentos divertidos en los que  el crío  puede distraerse y relajarse. Es difícil para los niños en edad preescolar concentrarse durante mucho tiempo, pero este  ritmo de la clase no les permite cansarse.

Cómo hacer que las clases online sean más cómodas para su hijo

-Ambiente confortable. no solo es importante para la salud física y psicológica del niño, sino también ayuda a inculcar el amor por el tema. Es poco probable que alguien disfrute estudiando inglés mientras está sentado en una silla incómoda con auriculares que  funcionan mal  o con un solo altavoz. Para una clase ideal,  se necesitarán:

-Equipo de alta calidad. Un monitor suficientemente grande que no parpadea ni deslumbra. Auriculares cómodos si es necesario. Buena cámara para que el profesor vea las expresiones de la cara  del niño.

-Buena comunicación. Una conexión que se interrumpe constantemente, unos  sonidos extraños o la falta de video tienen un efecto negativo en la condición del niño: después de tales actividades, los niños se cansan muchísimo. La tensión al intentar escuchar al profesor , la demora de unos segundos entre la pregunta y la reacción también afecta negativamente el ambiente de la clase.

-Mobiliario confortable. Una mesa y una silla que se adapten a su altura, o un soporte para la tablet  para que no tenga que sostenerla  en sus manos.

-Presencia de los padres. En las primeras clases, los niños a veces se sienten apenados   y confundidos frente a un adulto nuevo. La mamá sentada al  lado del niño le da una sensación de seguridad. ¡Lo principal es ser paciente y no “soplar”!

Las clases online  para niños de  edad preescolar no  son perjudiciales  cuando se organizan correctamente. ¡Reserve una clase de prueba gratuita y compruébelo Usted mismo!