Aprender inglés en 2020: las últimas tendencias y los métodos que ya no funcionan

Ya hemos hablado de métodos  obsoletos de aprender inglés que no son muy adecuados para los niños modernos, pero que, lamentablemente, todavía se utilizan en las clases de inglés en los colegios por algunos profesores. Hoy hablaremos un poco más de los consejos de los profesores del colegio AllRight.com que es un un colegio de inglés online  para niños – sobre cómo se  debe y cómo no se debe aprender inglés.

Las tecnologías no se detienen en su desarrollo: hoy día muchos de nosotros no podemos imaginarnos  la vida sin Uber e Instagram que aún hace diez años ni existían. También están surgiendo nuevas tendencias en la enseñanza, por ejemplo, el aprendizaje permanente o, en inglés, “lifelong learning”.

En el mundo moderno, no es suficiente graduarse de la escuela o la universidad y olvidarse de los estudios por el resto de su vida. Para mantenerse en demanda como profesional, se debe aprender algo nuevo  todos los días y mejorar regularmente su calificación. Los niños que están acostumbrados a aprender, que no han perdido su curiosidad natural y están felices de dominar la nueva información, obtendrán una ventaja  significativa sobre sus compañeros para los que  aprender es un proceso aburrido y penoso.

Las últimas tendencias en la enseñanza  coadyuvan a que no desaparezca   el deseo de aprender de “los nativos digitales” : los niños nacidos después de  la aparición generalizada de teléfonos móviles e Internet se apropiarán  de las  últimas tendencias en la nseñanza y éstas les ayudarán a aprender más y mejor.

Carácter lúdico de la enseñanza. ¿Por qué se necesitan emociones positivas en el aprendizaje?

¿Cómo no desalentar el deseo de un niño de conocer más sobre el mundo que le rodea? Si quiere que su hijo se ponga histérico con las palabras “aprende inglés”, póngalo frente a un libro en blanco y negro sin imágenes y haga que aprenda palabras durante una hora sin levantarse de la silla. Muchos profesores han entendido desde hace mucho  que la enseñanza del inglés no funciona de esa manera. Por eso  ha surgido una nueva tendencia que está ganando impulso y continuará desarrollándose durante al menos otros diez años más: la “gamificación” (enseñanza con rasgos de juego) en el  aprendizaje.

Esto no significa que en el aula lo único que hace el niño es jugar.”La gamificación” es un sistema de motivación especial a través de la lucha por la mejora, la competencia y el trabajo conjunto. La gamificación convierte el aprendizaje aburrido en una competencia viva  con otros estudiantes o con uno  mismo, además,  llegar  a dominar un tema complejo se convierte en una búsqueda divertida. Involucrado en el juego, el niño experimenta emociones positivas y recuerda mejor el material no importa cúal  sea: el vocabulario  de  un tema nuevo, reglas gramaticales o palabras de un diálogo.

Discurso escrito en lugar de oral

Nuestros padres escribían mucho solo en el colegio  y la universidad: en la edad adulta no había necesidad de comunicarse por escrito, como máximo, hacer una lista de alimentos a comprar  o apuntar un dato. Hoy nos comunicamos casi todo el día con amigos  por SMS, dejamos comentarios en publicaciones en redes sociales y en ocasiones colgamos textos escritos por nosotros mismos. Llamar por teléfono se ha vuelto casi tan mala educación como los mensajes de voz.

Esta tendencia continuará desarrollándose durante la próxima década: la gente escribirá más y hablará menos. Al mismo tiempo, el habla escrita sufre cambios: aparecen abreviaturas, emoticonos para expresar emociones. Para dominar completamente el idioma, no es suficiente ser capaz de hablar y escribir correctamente, tendrá que aprender a “descifrar” mensajes con errores gramaticales y ortográficos deliberados. Al mismo tiempo, los niños aprenden a leer y escribir en el ordenador  antes que sus padres, porque son estas habilidades las que les permiten  desenvolverse bien y no perderse en el campo de la información.

Aprenda inglés online

¿Qué une a las clases con un profesor en el Skype, un curso de video en YouTube, una aplicación para memorizar palabras, un canal con el análisis de artículos en inglés en Telegram y una cuenta de Instagram que pone palabras con imágenes en una historia? – ¡Todo esto es formación online!

El mercado de la enseñanza online en la próxima década seguirá expandiéndose sin parar, porque además de conocimientos de alta calidad, este método le  permite  a estudiar con la máxima comodidad y al ritmo que el alumno necesita. Ya no tiene que arrastrarse fuera de su  casa cálida bajo una tormenta de nieve o abandonar el  aire acondicionado en un calor terrible para llegar a clase al otro lado de la ciudad. Los profesores altamente calificados están disponibles en cualquier lugar  donde  haya Internet lo suficientemente rápido como para mantener  una conversación por Skype.

Las mejores universidades del mundo publican conferencias de profesores de forma gratuita. Por ejemplo, el portal  edX ofrece cursos online  de las universidades de Harvard y MIT, Open Culture (Cultura Abierta) ofrece conferencias gratuitas ordenadas por área de ciencia y facultad, y Adme ha seleccionado  100 cursos gratuitos online en todas las materias. Estas videoconferencias son adecuadas para aquellos que desean mejorar su inglés antes de ingresar a universidades extranjeras o simplemente aprender algo nuevo fuera del plan de estudios del colegio.

Los profesores se mantienen al día y generan contenidos atractivos disponibles en cualquier plataforma de redes sociales. Por ejemplo, en el canal de Instagram English by Pictures, todos los días aparece una palabra con ilustración para ayudar  a recordarla mejor; este método es adecuado tanto para estudiantes de primaria como para sus padres. En el grupo de “Inglés para niños pequeños”, las madres-maestras comparten sus experiencias para  criar niños bilingües.

Con suficiente deseo y ahínco se  puede aprender el idioma desde cero por su propia cuenta y, si no tiene suficiente control, puede encontrar un maestro en algún colegio online. Los niños ya no quieren  limitarse  a un maestro de colegio de enseñanza general  y un libro de texto de inglés donde todos los temas son muy aburridos. El mundo entero se abre frente a ellos, y este mundo habla inglés.

Comunicación con extranjeros

El “Telón de Acero” cayó hace treinta años, pero no todos lograron comunicarse libremente con extranjeros. Si un niño estudiaba en un pueblo pequeño, entonces el único inglés auténtico que él  podía escuchar se reducía a canciones, y no se podía ni soñar de hablar con un extranjero “real” “en vivo”.

Con la expansión de Internet han aparecido unos tímidos intentos de comunicación en foros y en juegos online, pero hoy día  estas actividades se están volviendo cada vez más populares. Los niños modernos están libres de prejuicios y estereotipos respecto a  diferentes nacionalidades y se sienten  felices al  comunicarse con sus compañeros en Messenger  y en Skype. A diferencia de los adultos, rara vez se ven retenidos por la barrera del idioma: no existe  el miedo a que sus palabras suenen mal y el interlocutor se ría de ellos. Los niños mayores viajan al extranjero para realizar intercambios y a campamentos internacionales, los adolescentes realizan exámenes y entran en las universidades extranjeras. La creciente apertura y el deseo de comunicarse con los extranjeros que hablan inglés es otra tendencia de la próxima década.

Además de las tendencias nuevas en la enseñanza, también hay anti-tendencias: métodos de enseñanza obsoletos que eran buenos hace diez o veinte años atrás pero que perdieron el terreno existiendo  la abundancia de nuevos recursos. Debe excluir los métodos anticuados del aprendizaje de inglés  de su vida si no quiere que el resto del mundo le supere.

Pronunciación perfecta

Cuando se trata del inglés, se puede decir que “Es bueno cuando a uno le entienden”, pero ¿es tan importante pronunciar todos los sonidos a la perfección? Los colegios suelen dedicar mucho tiempo a corregir la pronunciación, tratar de lograr una pronunciación británica. Al mismo tiempo, por alguna razón, a menudo se sugiere copiar la pronunciación del profesor  y está prohibido cuestionar la corrección de su discurso. La existencia de acentos estadounidense y australiano se ignora por completo.

Al mismo tiempo, millones de personas hablan inglés con acento y no se avergüenzan del hecho de que su lengua materna puede identificarse fácilmente mediante el habla. En lugar de pasar horas copiando una pronunciación “perfecta” que en realidad no existe, ellos se comunican con éxito y son  comprendidos. Afortunadamente, los nuevos libros de texto contienen grabaciones de audio con diferentes acentos, y la tendencia global no es “hablar inglés sin acento” sino “distinguir entre diferentes acentos del inglés y estar orgulloso del propio”.